Sunday , July 3 2022

Asamblea Legislativa: Alberto Fernández apuntó contra la oposición por la deuda, cuestionó a la Corte Suprema y propuso su agenda para el 2022

140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina.  Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.
140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina. Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.

Una de las principales incógnitas antes de que Alberto Fernández diera su discurso de toma de posesión frente a la Asamblea Legislativa giraba en torno al tono y contenido del discurso sobre la oposición. El Gobierno, enfrascado en baluartes internos -que quedó en evidencia con la ausencia de Máximo Kirchner en la sala-, necesita de su apoyo para aprobar el acuerdo con el FMI. Por ello, en los últimos meses el Presidente ha ido bajando el tono de confrontación. Hoy había cierta expectativa, en las filas de Juntos por el Cambio, de que mantuviera un tono moderado, y en un principio parecía que lo haría. Durante la primera parte de su discurso, el Presidente mencionó al gobierno anterior, aunque sin dar sus nombres. Pero a mitad de la ceremonia, subió el tono para referirse directamente a Mauricio Macri. Lo hizo cuando tuvo que referirse a la deuda contraída por su administración, ante un bloque opositor que se mostró indignado. Repitió el ataque en reiteradas ocasiones, y agregó a la Justicia como eje de la serie de críticas, con claro respaldo, desde el gesto, del vicepresidente Cristina Kirchner.

“En el año 2018, el entonces presidente Mauricio Macridecidió endeudar a la Argentina con el Fondo Monetario Internacional, por un monto total de 57 mil millones de dólares”, lanzó el Presidente cuando llevaba media hora de discurso, con intensidad, mientras intentaba hacer oír su voz en la gritos que comenzaron a proferir los legisladores del ala dura de Juntos por el Cambio, que hasta entonces habían permanecido en sus curules, en relativa calma.

“Nos enteramos de esa decisión a través de un discurso transmitido en cadena nacional. El Congreso Nacional no autorizó este endeudamiento ni fue consultado respecto de las obligaciones que asumió el Estado Nacional al momento de asumir el endeudamiento. El dinero que ingresó de ese préstamo no fortaleció las reservas del Banco Central porque se utilizó en su totalidad para pagar la deuda externa insostenible y financiar la fuga de capitales. Del dinero recibido en Argentina no quedó nada. Ni un puente ni una carretera. Nos quedamos solo con una deuda externa impagable”. Él lanzó.

140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina.  Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.
140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina. Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.

Para entonces, el bullicio en la sala había crecido a niveles sin precedentes hasta ese momento. El oficialismo arengaba las palabras del presidente mientras la oposición se defendía y los diputados pro abandonaban el recinto. En total, entre menciones directas e indirectas, el presidente aludió a los problemas legados por el gobierno de Mauricio Macri unas 10 veces: al mencionar el “endeudamiento”; el “aumento de la pobreza”, “la pérdida de puestos de trabajo”; “inflación desatada”; la “subida de tarifas”, “la enorme crisis de 2018” y el “espionaje ilegal”.

El grupo de legisladores opositores que salió de la sala justificó su decisión: “El Presidente desaprovechó una oportunidad para decirnos a los argentinos hacia dónde vamos. Y lleno de mentiras, su mensaje que fue celebrado por la corte kirchnerista. Era intolerable permanecer en el recinto. Nos levantamos en repudio para decir basta de la historia. Presidente, si quiere hacer su programa, hágalo, pero no cuente con nosotros”, dijo Omar de Marchi (PRO).

Críticas a la Corte

El discurso de apertura de las sesiones legislativas, Alberto Fernández eligió a otros dos opositores: los magistrados de Comodoro Py, y la Corte Suprema, cuyos miembros, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda lo observaban desde unos metros en la misma sala, serios y en posición vertical, uno sentado al lado del otro. Ricardo Lorenzetti no estuvo presente. Detrás de ellos, la Secretaria Jurídica y Técnica, Vilma Ibarra, una mujer del círculo íntimo del Presidente, aplaudió al Presidente, quien mencionó a la Justicia en dos ocasiones.

Uno, al referirse a la denuncia penal iniciada el año pasado para establecer responsabilidades en la toma de deuda. En ese momento, los ánimos se encendieron mucho en la habitación. Los magistrados supremos se mantuvieron inmutables, mientras Cristina Kirchner sonreía, los opositores protestaban en voz alta y el oficialismo respondía con un aplauso, prácticamente como una ovación de pie.

140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina.  Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.
140 Sesiones Ordinarias de Apertura en el Congreso Nacional, el 1 de marzo de 2022, en Buenos Aires, Argentina. Foto: Charly Díaz Azcue/Comunicación Senado.

La otra alusión estaba en el pasaje referente a la necesidad, expresada por el Presidente, “de que el Poder Judicial recupere la confianza ciudadana perdida y supere su crisis operativa, sea efectivo y completamente independiente de todos los poderes, fácticos y políticos”. “Necesitamos una reforma integral del sistema de administración de justicia federal”, dijo el jefe ejecutivo.

Y acusó a jueces federales de presunta complicidad con exfuncionarios de la oposición. “Esa reforma que impulsé fue resistida por la oposición para beneficiar a algunos funcionarios del gobierno anterior que deben rendir cuentas. Saben que tienen aliados en fiscales y jueces de la justicia federal. Por eso su primer acercamiento siempre ha sido y sigue siendo reclamar la competencia de los tribunales con sede en Comodoro Py”, dijo.

Y, como si le hablara a la Vicepresidenta, enfrentada al Poder Judicial por la serie de procesos en su contra que considera en el marco del “lawfare”: “Yo, como titular del Poder Ejecutivo Nacional, Hice todo lo que estuvo a mi alcance para poner fin a las malas prácticas que se observaban en el sistema judicial”.

Gestión

Más allá de las críticas, Alberto Fernández dedicó la primera parte de su discurso a la pandemia. Entre menciones a la necesidad de dejarla atrás, remarcó en reiteradas ocasiones, durante un largo trecho de su intervención, que su gestión fue diezmada por el coronavirus, aunque subrayó que no quería utilizarlo como “excusa”. De hecho, en dos extractos admitió “errores” y subrayó que él mismo “no es infalible”. “me he equivocado a veces pero tengo la íntima tranquilidad de que ninguna persona que vive en nuestro país se quedó sin la atención médica que su salud exigía”, expresó.

Además de mirar al pasado, tanto del gobierno de Macri como de su propia gestión, como es de esperar en cualquier discurso de apertura de sesiones legislativas, enumeró la serie de leyes que impulsará para el año que inicia, las cuales enmarcó dentro de lo que llamado “Plan de Desarrollo Integral”, en el que mencionó “nnueve Misiones Industrializadoras”. Habló de “industrialización verde”; de “explotación de nuestros recursos naturales de acuerdo con los objetivos de la transición ecológica justa”; “fortalecer la economía de la salud”; y la “economía para la defensa”; “modernizar la industria argentina”; “digitalizar el sistema productivo”; entre otros puntos.

Alberto Fernández admitió ante la Asamblea Legislativa, frente a la oposición, sus ministros, gobernadores, sindicalistas, jueces y líderes de movimientos sociales, que su ministro de Economía, Martín Guzmán, aún no ha podido cerrar el acuerdo definitivo con la Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda que tenía prevista cerrar el pasado viernes y presentar hoy. Necesita el apoyo de la oposición tanto como el suyo propio. Sus pasos de ahora en adelante dependen tanto de Juntos por el Cambio -después de que la mitad del bloque Juntos por el Cambio abandonara la sede- como de la sintonía dentro del propio espacio oficial -donde uno de los actores más influyentes, Máximo Kirchner, renunció a la presidencia y se perdió la ceremonia de hoy. Estos factores, más allá de los deseos expresados ​​por el presidente, generan un fuerte cuestionamiento sobre la agenda del Gobierno hasta el final del actual mandato.

Novedades en desarrollo

About ounces2pounds

Check Also

Legalización de Bitcoin impulsada por senador mexicano, a pesar de la oposición del Banco Central

Bitcoin tiene un fuerte aliado en México. La criptomoneda debe aceptarse como moneda de curso …