Wednesday , June 29 2022

Pese a la ofensiva del kirchnerismo, Alberto Fernández no cede y sigue apostando por Martín Guzmán y Miguel Pesce

Alberto Fernández mantiene su firme apoyo a Martín Guzmán y Miguel Pesce (REUTERS/Agustin Marcarian)
Alberto Fernández mantiene su firme apoyo a Martín Guzmán y Miguel Pesce (REUTERS/Agustin Marcarian)

Alberto Fernández no da un paso atrás en este nuevo tiempo de crisis del Frente de Todos. A pesar de las críticas de cristina kirchner y sus leales contra el equipo económico, y las últimas señales negativas de los mercados, el Presidente mantiene en su cargo los principales objetivos del Vicepresidente.

“Están totalmente enrarecidos en sus posiciones”sentenció un importante funcionario del Gobierno sobre el futuro del Ministro de Economía, Martín Guzmány el titular del Banco Central, Miguel Pescedos nombres propios muy cercanos a Fernández y cuestionados por todo el kirchnerismo desde hace tiempo.

¿Qué dijo Cristina Kirchner en su explosivo discurso? “No nos faltan dólares, se acabaron. Y ese es el problema que tenemos hoy. La escasez de dólares y la economía bimonetaria. En realidad, la necesidad de tener dólares para financiar las importaciones -otro problema de producción- se forma en los activos en el exterior”, explicó.

Y continuó: “No es que no haya ni que nos falte o que la economía argentina no produzca. Produce dólares que se evaden de muchas formas: importaciones, hay un festival de importaciones. El Gobierno debe pensar cómo articular de manera más adecuada al Banco Central, el Ministerio de la Producción y la AFIP en la Aduana, porque fija los precios de referencia y controla que no haya sobrefacturación ni subfacturación. Eso tiene que ser articulado, lo que no estaría sucediendo”.

El titular del Banco Central, Miguel Pesce, otro de los nombres en la mira del kirchnerismo
El titular del Banco Central, Miguel Pesce, otro de los nombres en la mira del kirchnerismo

Más allá de todo cuestionamiento, implícito o explícito, el jefe de Estado cree en el plan de su ministro de Economía y en las decisiones de Pesce para controlar la fuga de dólares diarios. Está convencido de que la inflación bajará, tal como le aseguró Guzmán, y que el derrame del crecimiento se verá más temprano que tarde.

Cristina Kirchner quiere a Guzmán y Pasce fuera del gobierno. No hay punto de acuerdo.

El último discurso de la Vicepresidenta hizo estallar cualquier posibilidad de generar expectación, la petición que el titular de Palacio de Hacienda ha hecho en varias ocasiones a “calmar la economía”. La gestión, entonces, se vuelve inviable.

En los últimos días la economía ha estado lejos de la calma. Ayer el dólar azul volvió a subir. Aumentó cuatro pesos y llegó a $224 en venta. En lo que va de junio subió 8,2%. Mientras tanto, el Títulos indexados por CER se negociaron con pérdidas cercanas al 3%. riesgo país volvió a aumentar y cerró en 2245 puntos. El martes había alcanzado los 2201 puntos. Paisaje complejo.

Guzmán no se sintió aludido en las críticas que provocó Cristina Kirchner el lunes en Avellaneda. Es más, cree que resaltó muchos de los temas que lleva defendiendo desde hace tiempo, como el precio desequilibrado de los aranceles, la necesidad de gestionar las importaciones y que los planes sociales se conviertan poco a poco en trabajo.

Cristina Kirchner disparó contra el equipo económico durante el acto que encabezó este lunes en Avellaneda (Franco Fafasuli)
Cristina Kirchner disparó contra el equipo económico durante el acto que encabezó este lunes en Avellaneda (Franco Fafasuli)

Sin embargo, en Economía saben bien que las duras preguntas del vicepresidente sobre la política y el equipo económico conspiran con la necesidad de estabilidad del Gobierno. “Lo único que logró con el discurso es fortalecer la base electoral de la cristiandad, que es la misma que la de La Cámpora. Está consolidando la resistencia en la provincia de Buenos Aires”Sostenía un funcionario albertista.

Las intervenciones de Cristina Kirchner no sentaron bien al gobierno nacional. Todavía intentan digerirse en los pasillos de la Casa Rosada, donde consideran que solo lograron destruir, un poco más, las ruinas del Frente de Todos, una coalición desmembrada y sin rumbo que mira con absoluta franqueza las elecciones de 2023. inquietud.

“Lo que hizo Cristina fue poner nombre y apellido a los que quiere fuera del Gabinete”, destacó en el Gobierno. Saben lo que quería hacer, pero no moverán a nadie de su lugar. Las críticas flotarán en el aire. No habrá acción como resultado del discurso. “Que sigan los ladridos en el viento. Es más importante gobernarseñalaron en las entrañas peronistas del gobierno nacional.

Al inicio del fin de semana, Alberto Fernández dará dos señales que considera positivas en el marco de la crisis política que vive su gobierno, a pesar de las intenciones de algunos voceros de querer transformar la guerra interna en un debate de puertas abiertas que debe considerarse normal.

La relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner sigue congelada (Franco Fafasuli)
La relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner sigue congelada (Franco Fafasuli)

Entre el jueves y el viernes la El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobará la primera revisión del acuerdo realizado por el gobierno argentino para el refinanciamiento de la deuda. Al menos, eso es lo que esperan en Balcarce 50. A principios de junio, el cuerpo técnico afirmó que las metas trazadas para el primer trimestre del año se habían cumplido. Si el directorio del Fondo respalda esta posición, el país recibirá el segundo desembolso de US$4.030 millones.

El segundo acontecimiento político importante es su viaje a Alemania para participar en la cumbre del G7. Fernández demostrará una vez más que es bien recibido por la comunidad internacional y que su palabra es la que representa a la mayoría de América Latina, a través de la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). La agenda internacional del Presidente es mucho más positiva que la local.

El Jefe de Estado quiere demostrar que la gestión continúa y que el camino que está siguiendo es el correcto. A pesar de todos los obstáculos que encuentra dentro del gobierno que encabeza y del desgaste al que está expuesta su gestión por la inflación que impacta de lleno en el poder adquisitivo y los misiles semanales que salen de las centrales kirchneristas.

Además, se resiste a las órdenes de Guzmán de mudarse, pero se va quedando cada vez mas solo en ese plan de resistencia. Más allá de su compañero de fórmula, Sergio Massa suma diferencias con la gestión del ministro de Economía y los gobernadores miran con recelo cada una de sus explicaciones.

Pese a todas estas señales contrarias a la continuidad de Guzmán, el Jefe de Estado no tiene dudas sobre su permanencia en el Gabinete. Hay funcionarios del gobierno que admiten que si Fernández entrega al ministro de Economía, sería su rendición a las exigencias de Cristina Kirchner y, en consecuencia, terminaría perdiendo el poder que le queda después de tanta batalla interna.

No se trata sólo de economía. En medio, y ante la crisis política del Gobierno, también está la necesidad de tener una estrategia para conservar el poder y gobernar el barco hasta el 10 de diciembre de 2023.

SIGUE LEYENDO:

Cristina Kirchner siguió criticando al Gobierno, pero Alberto Fernández se enfoca en sumar apoyos internos
Tras críticas de Cristina Kirchner, movimientos sociales formarán partido político para competir en 2023

About ounces2pounds

Check Also

Sólo tres gobernadores confirmaron su presencia para defender en el Senado el proyecto de ampliación de la Corte

Gobernadores expresan su apoyo a la ampliación de la Corte Suprema Este miércoles se reanudará …