Wednesday , August 17 2022

Dónde esconden sus fortunas los oligarcas rusos y el círculo rojo de Putin alcanzados por las sanciones

Putin y los principales oligarcas Alisher Usmanov, Arkady Rotenberg, Peter Kolbin, Kirill Androsov, Gennady Timchenko, Yury Kovalchuk, Sergey Roldugin y Konstantin Ernst
Putin y los principales oligarcas Alisher Usmanov, Arkady Rotenberg, Peter Kolbin, Kirill Androsov, Gennady Timchenko, Yury Kovalchuk, Sergey Roldugin y Konstantin Ernst

En respuesta a la invasión y ataque militar de Rusia a Ucrania, los principales países occidentales comenzaron a congelar en las últimas dos semanas activos bancarios y yates de más de una treintena de oligarcas rusos, así como personajes del entorno más cercano al presidente Vladimir Putin. Esta decisión se sumó a una serie de sanciones económicas sin precedentes contra Rusia por parte de los países europeos, el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, que incluyeron la decisión de no comprarle más petróleo a Moscú, segundo productor mundial de crudo.

Desde hace casi 10 años, investigaciones globales del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) – en muchas de las cuales participó Infobae -, revelaron cómo las élites rusas utilizan desde hace décadas firmas offshore y el sistema financiero internacional para canalizar su riqueza de origen espúreo fuera de Rusia, sin mayores obstáculos.

Casas lujosas y súper yates en Europa; abultadas cuentas bancarias en bancos occidentales; obras de arte; y activos millonarios de origen opaco. Empresarios rusos devenidos en magnates y el círculo de extrema confianza de Putin amasaron millones, producto de la corrupción y el favor político de Putin. En muchos de esos casos, pudieron evadir a las autoridades fiscales internacionales a través de una industria offshore opaca, y una laxitud en los controles bancarios que privilegiaron el flujo de dinero por sobre los procesos de debida diligencia para prevenir el lavado de dinero.

Las sucesivas filtraciones masivas de documentos a los que accedió ICIJ – como Panama Papers, Paradise Papers, FinCen Files y Pandora Papers expusieron rastros de esas maniobras de exteriorización de las riquezas de los oligarcas rusos y aliados – antiguos y actuales – de Putin, que ahora son objeto de un férreo escrutinio internacional. A partir de esta semana, las diferentes revelaciones – así como los nombres de los “facilitadores” profesionales que hicieron posible que movieran y oculten sus millones en el extranjero, estarán reunidos en un mismo sitio web de ICIJ llamado el Archivo de Rusia. Producto de esas revelaciones, quedaron bajo un mayor escrutinio por parte de las autoridades internacionales.

En la lista negra de sancionados por los principales países occidentales como represalia a la invasión de Ucrania por parte de Rusia figuran más de 30 oligarcas y empresarios rusos de los sectores del petróleo, la banca y las finanzas, así como miembros del gobierno, incluido el propio Putin, su vocero y su ministro de Relaciones Exteriores. También funcionarios militares y periodistas señalados como “propagandistas”. Para aumentar la presión sobre Putin para que frene su escalada militar, a todos ellos se les bloqueó el acceso a los sistemas financieros de Europa y Estados Unidos.

Alisher Usmanov

Entre quienes vieron sus activos congelados y se les bloqueó el acceso al sistema bancario británico y norteamericano, además de Putin y varios de sus funcionarios más relevantes, figuran el millonario ruso nacido en Uzbekistán Alisher Usmanov, a quien el club de fútbol inglés Everton ya le suspendió los contratos comerciales que mantenían.

Putin con Alisher Usmanov cuando fue condecorado en el Kremlin en noviembre de 2018 (Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin-REUTERS)
Putin con Alisher Usmanov cuando fue condecorado en el Kremlin en noviembre de 2018 (Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin-REUTERS)

Señalado como uno de los “oligarcas preferidos” por Putin y uno de sus supuestos testaferros, Usmanov fue incluido entre los sancionados por la Unión Europea. Hace diez días, las autoridades alemanas incautaron su superyate llamado Dilbar, anclado en el puerto de Hamburgo para reacondicionamiento. La embarcación es el yate a motor más grande del mundo por arqueo bruto y está valorada en casi USD 600 millones de dólares. El Dilbar tiene bandera de las Islas Caimán y está registrado a nombre de un conglomerado de empresas en Malta, lo que ha demorado el trámite de incautación porque no se pudo determinar fehacientemente aún quién era el propietario.

El megayate de Usmanov, Dibar, en el   puerto de Hamburgo, en febrero pasado(Marcus Brandt/dpa via AP)
El megayate de Usmanov, Dibar, en el puerto de Hamburgo, en febrero pasado(Marcus Brandt/dpa via AP)

Empresario del sector del metal, Usmanov cuenta con importantes inversiones en empresas de distintos sectores, tiene una fortuna estimada actualmente por Forbes en más de USD 14.000 millones.

La última semana, Usmanov fue también sancionado por el Reino Unido, con una congelación total de sus activos en ese país y la prohibición de viajar. En ese país, Usmanov es dueño de Beechwood House, en Highgate, una casa de campo con un valor estimado de USD 63 millones, construida en 1840 en el norte de Londres en la que vivieron distintas distintas personalidades, y de la finca Sutton Place, del siglo XVI, en Surrey.

Durante décadas, Usmanov invirtió en empresas de tecnología en Rusia y otros países, al mismo tiempo que mantuvo estrechos vínculos con Putin y la élite política rusa. Según la investigación de Paradise Papers publicada en 2017, una de las empresas vinculadas a este millonario, Kanton Services, funcionó como vínculo entre el dinero del estado ruso y las primeras inversiones iniciales de envergadura en Facebook, junto con el también multimillonario Yuri Milner. Los documentos filtrados revisados por ICIJ mostraron que las acciones de Kanton eran propiedad, desde 2009, de un administrador de inversiones conocido como socio comercial de Usmanov.

Un vocero de Usmanov, dijo que el millonario empresario “ha sido un inversor de gran éxito en activos rusos e internacionales utilizando una combinación de fondos propios y prestados”. Esta semana, tras las sanciones, Usmanov abandonó el puesto de presidente de la Federación Internacional de Esgrima (FIE).

Arkady Rotenberg

Las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos alcanzaron a Boris y Arkady Rotenberg, dos hermanos muy cercanos a Putin. Conocido como “el rey de las concesiones estatales”, Arkady Rotenberg es amigo de la infancia de Putin cuando entrenaban juntos artes marciales. Ya de grandes, siguen compartiendo la amistad, el judo y los negocios. Rotenberg maneja una fortuna de unos USD 2.900 millones según Forbes. A finales de la década del 2000, se convirtió en propietario junto con su hermano de SGM Group y Mostotrest, hoy las mayores contratistas de la construcción de Rusia.

Arkady Rotenberg en una ceremonia de marzo de 2020, para premiar a los constructores del puente entre Crimea y Rusia (Alexander Nemenov/Pool vía REUTERS)
Arkady Rotenberg en una ceremonia de marzo de 2020, para premiar a los constructores del puente entre Crimea y Rusia (Alexander Nemenov/Pool vía REUTERS)

Se hizo cargo, a partir de un pedido de Putin, de la concesión del puente que une Rusia con la península de Ucrania de Crimea – que Moscú anexionó por la fuerza en 2014 – cuando ningún otro empresario quería encarar el proyecto. Su fortuna creció gracias a obras millonarias con la petrolera estatal de gas Gazprom, con precios sospechosos de estar inflados. Sus empresas obtuvieron contratos estimados en USD 7.000 millones para proyectos asociados con los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi.

El magnate, que además preside la Federación Rusa de hockey sobre hielo, un deporte al que Putin es aficionado, también quedó alcanzado ese año por las sanciones estadounidenses y de la Unión Europea. En ese momento, el empresario pasó el control de sus empresas a su hijo, Igor Rotenberg, pero el Tesoro extendió las sanciones a su heredero. Documentos de la Justicia italiana compartidos con ICIJ como parte de Pandora Papers muestran que las empresas del hijo repentinamente enfrentaron dificultades para pagar las facturas.

Los subordinados de Rotenberg en Moscú y España intercambiaron correos electrónicos en 2018 en los que discutían la revisión de contratos para intercambiar los nombres de las empresas bajo escrutinio, y el envío de facturas a una nueva empresa que todavía podía mover dinero. Los Rotenberg no respondieron a las solicitudes de comentarios de ICIJ.

Arkady Rotenberg y Putin son amigos de la infancia y comparten la pasión por el judo
Arkady Rotenberg y Putin son amigos de la infancia y comparten la pasión por el judo

En 2016, la investigación de Panama Papers reveló que una de las empresas de Arkady Rotenberg recibió en 2013 contratos gubernamentales para hacer un gasoducto de gas natural propuesto por USD 40.000 millones entre Rusia y Europa. Casi al mismo tiempo, tres compañías anónimas hicieron grandes pagos a la red de Putin, según muestran los documentos filtrados. Dos de esas empresas pantallas, y probablemente las tres, estaban controladas por Arkady Rotenberg, según los archivos internos de Mossack Fonseca a los que accedió ICIJ.Los préstamos de estas empresas de Rotenberg por un total de más de USD 231 millones tuvieron como destino una empresa con sede en las Islas Vírgenes Británicas llamada Sunbarn Limited, creada por un gerente de Bank Rossiya, de otro magnate muy cercano a Putin, según reveló ICIJ. Los préstamos no tenían calendario para su cancelación. Arkady Rotenberg no respondió a la consulta del Consorcio.

Tras estas revelaciones de Panama Papers, otra filtración posterior de ICIJ expuso que los controles del banco Barclays a clientes vinculados a Rotenberg no habrían pasado por el proceso de debida diligencia para prevenir el posible lavado de dinero. Los documentos confidenciales de FinCen Files revelaron que, recién luego de la aparición de Rotenberg entre los nombres involucrados en el escándalo de Panama Papers, el Barclays hizo una revisión de cuentas vinculadas a personas de alto perfil, entre ellos, el magnate ruso.

En 2016, la sucursal de Nueva York del Barclays emitió un Reporte de Operación Sospechoso (SAR en inglés) tras detectar transferencias de dinero a una cuenta en esa entidad en el Reino Unido. El motivo que figuraba en los cables bancarios era un “préstamo para adquirir equipos”, cuya compra nunca se concretó. La destinataria era una empresa pantalla, Ayrton Development Limited, propiedad de un empresario vinculado a Rotenberg, Mark Omelnitski. Según una investigación interna del banco, incluido en un informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de Estados Unidos, el propio banco admitió no haber sabido quién era el cliente final de la cuenta: Omelnitski y su empresa Ayrton “crearon compañías ficticias para el individuo sancionado Rotenberg (…) La propiedad de estas empresas ficticias parece estar intencionalmente estructurada para ser opaca a fin de ocultar la identidad de los verdaderos beneficiarios”, concluyó el banco.

En una respuesta por escrito a las preguntas de ICIJ, un vocero de los Rotenberg dijo que “Arkady Rotenberg nunca fue propietario de Ayrton Development Ltd y no puede comentar sobre su negocio”. El portavoz señaló que los bancos estadounidenses “marcan regularmente numerosas transacciones como sospechosas, incluso erróneas”.

Omelnitski, a través de un abogado, se negó a responder preguntas específicas del Consorcio periodístico sobre Ayrton o la conexión que Barclays New York creía que existía entre la empresa y Rotenberg. En 2017, más de un año después, el Barclays terminó cerrando casi 200 cuentas de empresas vinculadas a Omelnitski.

Oleg Deripaska

Otro de los sancionados la semana que pasó por el Reino Unido es Oleg Deripaska, accionista de En Plus Group, una empresa anglo-rusa dedicada a la energía y la minería que controla Rusal, uno de los mayores productores mundiales de aluminio. Ya había sido sancionado en 2018 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos – junto a otros seis oligarcas rusos- por sus vínculos estrechos con el Kremlin, en respuesta a “la actividad maligna mundial de Rusia”.

Oleg Deripaska
Oleg Deripaska

La investigación de Pandora Papers reveló que, dos años antes, Deripaska había utilizado una empresa llamada A-Finance Ltd para emitir un pagaré por USD 200 millones, que requería el pago de intereses anuales USD 10 millones, según publicó The Washington Post, que accedió a los archivos compartidos por ICIJ.

Los documentos filtrados de Asiaciti Trust – una firma con sede en Singapur y dedicada a proveer servicios offshore a través de empresas pantalla y fideicomisos secretos en distintos lugares del mundo- muestran que el pagaré estaba en manos de otra firma ficticia creada en las Islas Vírgenes Británicas, Saffron International Assets Ltd, controlada en ese momento por otro oligarca ruso, Evgeny Novitsky, un multimillonario que tenía acciones en una de las redes de telefonía celular más grande de Rusia.

El millonario pagaré de Deripaska cambió de manos en 2017, según los registros de Pandora Papers, cuando Saffron International fue adquirida por un alto ex asesor de Putin, durante su mandato como primer ministro entre 2008 y 2012, Kirill Androsov, como parte de un “acuerdo de compensación” entre Androsov y Novitsky.

Kirill Androsov
Kirill Androsov

Convertido en administrador de fondos de inversión con base en Singapur tras su salida del gobierno, Androsov se mostró preocupado en noviembre de 2018 por los “daños colaterales” de la sanción de Estados Unidos a Deripaska. Le hizo saber a Asiaciti – según consta en la investigación de ICIJ – que el pagaré de Deripaska “planteaba un cierto riesgo reputacional para toda la estructura” de sus compañías offshore.

Una vocera de Deripaska cuestionó las acusaciones de Estados Unidos en su contra y desestimó las preguntas sobre el pagaré. Confirmó en respuesta a la consulta de The Washington Post que “sí era propietario de A-Finance Limited”, pero “negó las acusaciones que sugieren alguna actividad ilegal por parte de esta empresa”. En una declaración escrita, Asiaciti negó haber actuado mal y se negó a discutir sus interacciones con Androsov.

En investigación de ICIJ, FinCen Files, publicada en 2020, Deripaska aparece con miles de transferencias de dinero sospechosas vinculadas a él y sus empresas, que involucran firmas pantallas en paraísos fiscales, según surge de los documentos filtrados.

Putin con el oligarca Oleg Deripaska en una ceremonia in Moscú en marzo de 201 (REUTERS/Sergei Karpukhin/File Photo)
Putin con el oligarca Oleg Deripaska en una ceremonia in Moscú en marzo de 201 (REUTERS/Sergei Karpukhin/File Photo)

El Bank of New York Mellon identificó 16 movimientos sospechosos entre 2013 y 2015 que involucran a Mallow Capital Corp, una sociedad registrada en las Islas Vírgenes Británicas (BVI) que opera como una subsidiaria de Basic Element Group, de Deripaska. El Bank of New York Mellon dijo que Mallow Capital parecía ser una empresa ficticia que operaba en un área de alto riesgo “sin un propósito comercial legítimo conocido”, por lo que emitió una serie de Reportes de Operaciones Sospechosas (SAR en inglés).

Entre 2012 y 2013, Mallow Capital se envió a sí misma casi USD 420 millones utilizando diferentes direcciones de BVI y diferentes bancos. También transfirió USD 20 millones a otra empresa con el mismo nombre, pero con dirección en Chipre. El Bank of New York Mellon ayudó a facilitar estas transacciones a través del Bank Soyuz, con sede en Moscú. Deripaska compró una participación mayoritaria en Bank Soyuz en 2010, según informó la agencia Reuters. El magnate ruso negó haber lavado fondos o haber cometido delitos financieros.

Gennady Timchenko

Otro poderoso magnate del petróleo y multimillonario ruso, conocido por ser un amigo muy cercano del presidente ruso, es Gennady Timchenko. También fue alcanzado por las sanciones del gobierno de Barack Obama por la anexión de Crimea a Rusia en 2014, ahora, por la invasión a Ucrania. Según Bloomberg, acumula una fortuna estimada de USD 10.300 millones, y lo que lo convierte en la sexta persona más rica de Rusia.

Gennady Timchenko (Forbes)
Gennady Timchenko (Forbes)

Comenzó con una licencia de exportación de petróleo que le dio Putin en 1991. Ocho años más tarde, Timchenko fundó Gunvor, que creció rápidamente hasta llegar a ser una de las comercializadoras de petróleo más importantes del mundo.

Su fondo de inversión Volga Group se convirtió en 2010 en accionista mayoritario del gigante del gas natural Novatek, lo que amplió el control de Timchenko sobre la industria del petróleo y el gas de Rusia. La investigación de Pandora Papers reveló que una empresa de Timchenko que intervino en la inversión de Novatek, llamada White Seal Holdings, obtuvo tres préstamos millonarios entre 2007 2008 por más de USD 1.000 millones de dos empresas fantasma registradas en Chipre, y de otra en Panamá.

En 2015, el gobierno de Estados Unidos sancionó a dos de esas firmas White Seal y Lerma Trading por “actuar para o en nombre de” Timchenko. Los abogados de millonario ruso le dijeron al ICIJ que “la posición inequívoca de nuestro cliente es que siempre ha actuado de manera totalmente legal a lo largo de su carrera y negocios”.

Timchenko en un encuentro con Putin en el Foro Económico Internacional en San Petersburgo en 2019 (Yuri Kochetkov/Pool via REUTERS/File Photo)
Timchenko en un encuentro con Putin en el Foro Económico Internacional en San Petersburgo en 2019 (Yuri Kochetkov/Pool via REUTERS/File Photo)

Peter Kolbin

Otro viejo amigo de Putin de la infancia, sospechado por las autoridades de Estados Unidos de manejar millones de dólares y propiedades que estarían vinculados al presidente ruso es Peter Kolbin. Con un origen como carnicero en una tienda de delicatessen de San Petersburgo, tuvo un meteórico aumento patrimonial de la mano de Putin.

Peter Kolbin, otro de los magnates rusos sancionado por su cercanía con el Kremlin
Peter Kolbin, otro de los magnates rusos sancionado por su cercanía con el Kremlin

La investigación de Pandora Papers reveló que Kolbin cambió la titularidad de las empresas offshore cuando las sanciones alcanzaron a los magnates rusos vinculados al Kremlin en 2014, según publicó The Washington Post, uno de los socios de ICIJ en esa investigación. Kolbin no pudo ser contactado para dar su versión el año pasado, y no se sabe si todavía está vivo.

Timchenko y Kolbin habían estado vinculados a una empresa petrolera llamada LTS Holdings registrada en las Islas Vírgenes Británicas, según los documentos analizados por los periodistas. Durante años, la propiedad de LTS Holdings se dividió entre dos empresas pantalla: Lerma Trading, catalogada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en 2015 como un fronting de Timchenko, y Southport Management Services Ltd, vinculada a Kolbin.

Esa titularidad compartida se mantuvo durante casi una década hasta que Timchenko fue sancionado por el Tesoro norteamericano en 2014 por “brindar apoyo financiero, material o tecnológico” al gobierno ruso, luego de que éste anexara Crimea a su territorio. Pero Timchenko y Kolbin se movieron para reorganizar sus cuentas en el extranjero. En cuestión de meses, la empresa ficticia de Timchenko ya no figuraba como copropietaria de LTS Holdings en los documentos de Pandora Papers, y en cambio, Southport Management pasó a ser la dueña de todas las acciones.

Después de que Timchenko y Kolbin fueran sancionados, Alcogal, la firma de abogados panameña que había manejado las transacciones para LTS Holdings, presentó un informe de actividad sospechosa ante las autoridades de las Islas Vírgenes Británicas, advirtiendo que Kolbin y Timchenko tenían cuentas en la jurisdicción de las islas y habían sido sancionado por los Estados Unidos. Alcogal también renunció como agente de LTS Holdings, según los documentos filtrados de ese estudio panameño, citando un “mayor riesgo” para el bufete de lo que la firma podría tolerar.

En una declaración escrita ante la consulta para Pandora Papers, Alcogal no respondió específicamente las preguntas de ICIJ sobre el manejo de las cuentas vinculadas a Kolbin y Timchenko, aunque señaló: “Renunciamos en los casos en los que sospechamos que el cliente está involucrado en lavado de dinero, financiamiento del terrorismo u otras actividades ilícitas”, o cuando la empresa no logra obtener la “cooperación total” de un cliente o no puede “llevar a cabo la diligencia debida requerida por el cliente”.

En lugar de disolverse, LTS Holdings se trasladó a otra jurisdicción offshore, Chipre. Para 2017, la hija de Kolbin, Tatiana Kolbina, era la única accionista.

Los familiares de Kolbin no respondieron las onsultas de los socios de ICIJ. Algunos expertos en Rusia y periodistas en Moscú creen que Kolbin murió en los últimos años. Un estudio de abogados de Londres que representa a Timchenko se negó a responder preguntas sobre las transacciones que involucran a Kolbin y LTS Holdings. “La posición inequívoca de nuestro cliente es que siempre ha actuado de manera totalmente legal a lo largo de su carrera y negocios”, fue la respuesta.

Yury Kovalchuk

Principal accionista de Bank Rossiya y conocido como el banquero personal de muchos altos funcionarios del Kremlin, incluido Putin, Yury Kovalchuk es un confidente de larga data del mandatario ruso. El magnate, que también controla el mayor grupo de medios de Rusia, National Media Group, tiene una compañía de seguros y controla la cuarta operadora de telefonía móvil del país, Tele2. Su fortuna asciende a unos USD 3.300 millones, según Forbes. También fue blanco de las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos para forzar un freno a la avanzada de Putin sobre Ucrania.

El empresario ruso Yuri Kovalchuk, amigo personal de Putin
El empresario ruso Yuri Kovalchuk, amigo personal de Putin

Kovalchuk se convirtió en accionista del ex banco estatal Bank Rossiya después de la caída del Muro de Berlín. Fue gracias a una serie de papeles que firmó Putin como funcionario municipal en San Petersburgo, según Karena Dawisha, autora de “Putin’s Kleptocracy: Who Owns Russia?. En la década de 1990, Putin y los entonces propietarios del Banco Rossiya crearon una cooperativa para una comunidad cerrada donde todos tenían casas de descanso, frente al lago Komsomolskoye. La cooperativa mantenía una cuenta bancaria en común. Cada uno podía poner dinero y cualquiera podía sacarlo.

A través del Banco Rossiya, Kovalchuk es copropietario de la empresa Ozon, dueña de una de las estaciones de esquí favoritas de Putin, Igora, en Socchi. Bank Rossiya -al que el gobierno de Estados Unidos ha identificado como la “caja personal” de Putin- ayudó a financiar su construcción. Según publicó la agencia Reuters, la boda de la hija menor de Putin tuvo lugar en medio de un gran secreto en este resort de esquí en febrero de 2013.

La investigación de Panama Papers mostró que, a partir de fines de 2009, Ozon recibió préstamos por valor de USD 11,3 millones de una empresa offshore de la red de vínculos de Putin. Los préstamos tenían una tasa de interés del 1%, según los documentos filtrados. Otro préstamo de USD 5 millones se prorrogó varias veces y al convertirse a rublos rusos, redujo mucho el monto adeudado.

Cuando se lo consultó en 2016 para esa investigación de ICIJ, un abogado de Kovalchuk dijo que la información sobre Bank Rossiya estaba disponible en fuentes públicas y agregó: “No entendemos por qué su decisión fue dirigir estas preguntas al Sr. Yury Kovalchuk”. En ese momento, Bank Rossiya no respondió la consulta de Consorcio.

Sergey Roldugin

Ex violonchelista y casi un hermano para el presidente ruso, Sergey Roldugin es padrino de su hija mayor. También es otro de los sancionados por la UE. “El señor Roldugin es parte del esquema financiero de la red de Putin. Posee al menos 5 entidades offshore y mantiene sus activos en el Banco Rossiya (sancionado por la UE), conocido en Moscú como ‘la billetera de Putin’”, dice el texto aprobado por los ministros de Relaciones Exteriores de la UE esta última semana, que citó la investigación de ICIJ entre sus argumentos.

Sergey Roldugin es casi un hermano para el presidente ruso, y padrino de su hija mayor
Sergey Roldugin es casi un hermano para el presidente ruso, y padrino de su hija mayor

Panama Papers descubrió que Roldugin -integrante de la orquesta del Teatro de la Ópera de Kirov en la década de 1980-, fue un jugador en las sombras de una red de asociados de Putin que manejaron al menos USD 2.000 millones a través de bancos y empresas en el extranjero. Roldugin no respondió, en el momento de esa investigación en 2016, las preguntas de los medios que participaron de esa investigación. La Unión Europea sancionó a Roldugin días atrás, citando los hallazgos del ICIJ .

En los documentos filtrados del estudio panameño Mossack Fonseca, que registró algunas de las empresas de Roldugin y ayudó a administrar las participaciones de la red vinculada a Putin en las Islas Vírgenes Británicas y otros paraísos fiscales, Roldugin figura como propietario de empresas offshore que recibieron pagos de otras empresas por decenas de millones de dólares. Entre ellas, una empresa vinculada al violonchelista que también tuvo vínculos con el fabricante de camiones más grande de Rusia, y otra que tomó el control de una gran parte de la industria de publicidad televisiva de Rusia.

Es posible que Roldugin, quien afirmó públicamente no ser un hombre de negocios, no sea el verdadero beneficiario de esta fortuna. Es más, los documentos de Panama Papers sugerían que Roldugin estaba actuando como testaferro de Putin. Sin embargo, Roldugin no respondió a preguntas de ICIJ. Los periodistas de OCCRP, socio del Consorcio, se reunieron brevemente con el músico después de un concierto en Moscú, pero Roldugin les dijo que necesitaba más tiempo para revisar las preguntas y determinar qué podía decir.

Putin con Sergei Roldugin, amigo personal y padrino de una de sus hijas
Putin con Sergei Roldugin, amigo personal y padrino de una de sus hijas

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, denunció que los artículos periodísticos de Panama Papers eran “un ataque” y “una serie de mentiras”, y que las preguntas que le hizo llegar ICIJ se referían a empresas extraterritoriales y “una gran cantidad de empresarios que Putin nunca había visto en su vida”.

Konstantin Ernst

Señalado como el hacedor de la imagen de Putin, Konstantin Ernst estuvo a cargo de la principal estación de televisión de Rusia, Channel One, desde 1999. Se le atribuye haber ayudado a crear la personalidad política del presidente Vladimir Putin y de transmitir noticias propagandísticas que se ajustan a la agenda del Kremlin.

Ernst comenzó como productor de “Vzglyad (Viewpoint)”, un programa de noticias y debates que se convertiría en uno de los programas más influyentes de los años liberalizadores de la Perestroika de la década de 1980, y pasó a realizar algunos de los programas más influyentes de esa época.

En 2014, Ernst dirigió las aclamadas ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi. El año pasado, Pandora Papers reveló que solo nueve meses después de los Juegos, Ernst obtuvo una participación secreta del 23% de una empresa rusa que, en un acuerdo de USD 1.000 millones, adquirió 39 cines antiguos y propiedades circundantes de la ciudad de Moscú. El acuerdo fue financiado con un préstamo de USD 16,2 millones de un banco de Chipre, en parte propiedad de VTB. Se trata de uno de los bancos sancionados, también conocido como la “alcancía” de Putin, por sus vinculaciones con el Kremlin.Los inmuebles se vendieron al precio mínimo establecido por una subasta dirigida por el gobierno de Moscú a empresas ficticias.

El realizador televisivo Konstantin Ernst con el presidente Putin, a quien ayudó a construir su "imagen" pública
El realizador televisivo Konstantin Ernst con el presidente Putin, a quien ayudó a construir su “imagen” pública

Los documentos de Pandora Papers también muestran que el banco instruyó a los abogados del estudio offshore para mantener los documentos que detallan la conexión de Ernst con el préstamo fuera de los registros de las Islas Vírgenes Británicas, donde se incorporaron las compañías pantalla.

En un correo electrónico en respuesta a ICIJ, Ernst dijo que nunca había ocultado su participación en el proyecto inmobiliario y negó cualquier sugerencia de que su participación en el proyecto fuera una compensación por su trabajo en las ceremonias olímpicas. Se negó a responder las preguntas sobre la base de que el Consorcio “no era una empresa de investigación independiente, sino una organización encargada por los servicios secretos de Estados Unidos”.

La investigación periodística encontró que otra empresa de BVI de la que Ernst era propietario, D’Zandra Holdings Limited, poseía una pintura valorada en USD 6,2 millones del pintor neoclásico del siglo XVIII Jacques-Louis David.

Svetlana Krivonogikh

Ex empleada de limpieza de San Petersburgo, Svetlana Krivonogikh mantuvo una relación afectiva oculta durante años con Putin. Según una investigación de 2020 realizada por el grupo de investigación ruso Proekt, la relación comenzó en la década de 1990, antes de que Putin asumiera la presidencia, y continuó hasta principios de la década de 2000. En 2003, dio a luz a una niña, cuyo padre no figura en los registros oficiales. Proekt informó que la niña es la hija de Putin. El Kremlin descalificó el informe Proekt como “infundado”.

Según lo publicado por ese medio, Krivonogikh creció en un complejo de apartamentos de San Petersburgo que su familia compartía con otras cuatro personas, y cuando terminó la escuela secundaria trabajó como limpiadora en una tienda. Pero tras su relación con Putin, se enriqueció llamativamente. Sus propiedades valían al menos USD 14,5 millones.

Pandora Papers reveló que la señalada como amante de Putin es la dueña de una compañía offshore que compró un apartamento de USD 4 millones en Mónaco en 2003. Ese mismo año, Krivonogikh dio a luz a la hija que supuestamente tuvo con el mandatario ruso. La empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas, Brockville Development Ltd, figura con accionistas nominales proporcionados por el estudio Moores Rowland. Es el estudio al que también recurrió Timchenko, otro de los multimillonarios del círculo íntimo de Putin, que incluso utilizó los mismos accionistas nominales que Krivonogikh. Los abogados de Timchenko sugirieron que cualquier conexión entre él y presunta amante de Putin era “errónea”.

Krivonogikh también posee el 3% del Bank Rossiya, controlado por este amigo y “banquero personal” de Putin. Ambos son dueños, a través de este banco, del centro de esquí Igora, en Sochi. Krivonigikh no respondió a las solicitudes de comentarios de los medios socios de ICIJ.

SEGUIR LEYENDO:

Oligarcas rusos buscan puertos seguros para sus superyates
Invasión a Ucrania: 400 soldados rusos ocupan y controlan la planta nuclear de Zaporizhzhia, la más grande de Europa

About ounces2pounds

Check Also

La escena de “Stranger Things 4″ que tardó dos años en realizarse

“cosas extrañas” es uno de La serie más aclamada de Netflix Y a pesar de …