Monday , August 15 2022

Massa apuesta a que se levante la marcha del 17 de agosto, mientras la CGT presiona por las obras sociales

Carlos Acuña, Héctor Daer y Pablo Moyano, con el resto de la Junta Directiva de la CGT
Carlos Acuña, Héctor Daer y Pablo Moyano, con el resto de la Junta Directiva de la CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) atraviesa un dilema complejo: Sergio Massa, a quien apoya por unanimidad y entusiasmo, prefiere que se levante la marcha del 17 de agosto, que acaba de ser ratificada por la pequeña mesa de la CGT en medio de diferencias sobre su ejecución.

Pero, además, el sindicato de trabajadores ya ha informado al nuevo Ministro de Economía de su malestar por la falta de respuesta del gobierno en una pregunta clave: Continúa demorado un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por el cual obras sociales trasladará al Estado el valor de las prestaciones por invalidez en los rubros de transporte y educación, uno de los rubros más costosos para el sistema de salud gremial y que agrava su déficit financiero.

Hasta arriba, El Gobierno profundizó en los problemas de las obras sociales después de que la Agencia Nacional de Discapacidad, que depende de la Secretaría General de Presidencia, ordenara el pasado martes un aumento del 25% en las tarifas de los servicios básicos del sector.

Sergio Massa, Ministro de Economía
Sergio Massa, Ministro de Economía

los déficit del sistema de salud sindical aumentó mucho más de lo esperado por fuerte incidencia que cuentan con prestaciones por invalidez (rehabilitación, tratamiento, educación y transporte), que representaron el 50% de la recaudación de la Fondo de Solidaridad para la Redistribución (FDS), el corazón del sistema de trabajo social, que se nutre del aporte de los trabajadores y de los aportes patronales a financiar el reembolso de prestaciones y medicamentos de alta complejidad.

Para proyectos sociales, pagar la educación y el transporte de sus miembros con discapacidad equivalía hasta ahora a unos 8 mil millones de pesos mensuales. Dado que el aumento se resolvió hace dos días, alcanzará los 10.000 millones de pesos mensuales y unos 100.000 millones de pesos anuales. Y si ese elemento representado antes 50% de la recaudación del FDS, en la CGT estiman que ahora llegará al 71%. A este ritmo, el sistema de obras sociales terminará este año con un déficit financiero muy superior a los 50.000 millones de pesos que se esperaban.

El tema surgió en la reunión del pasado martes entre los dirigentes de la CGT y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien estuvo acompañado por el albertista Juan Manuel Olmos, actual subjefe de Gabinete, quien fuera jefe de asesores de la Presidencia y responsable político de las negociaciones de la obra social con el sindicalismo. el oficial Prometió que iba a agilizar el trámite del DNU, que tenia que ser frenado hace quince días porque el sindicato de trabajadores detectó errores graves en tu escritura. La promesa de Alberto Fernández a la CGT de solucionar este problema ya tiene 8 largos meses.

Ahora, la dirigencia cegetista apuesta a que Massa destrabe el DNU que paliaría el déficit financiero de las obras sociales. La duda que crece en el sindicato de trabajadores es obvia: ¿Avalará el ministro de Economía una decisión que comprometa su objetivo de reducir el déficit fiscal? Algunos sindicalistas creen que la mejor forma de prensa al Gobierno -incluido su nuevo ministro- dictar el DNU es garantizando la presencia de los trabajadores en la calle el 17 de agosto.

Cristina Kirchner, con Pablo Moyano y otros dirigentes sindicales en el Senado
Cristina Kirchner, con Pablo Moyano y otros dirigentes sindicales en el Senado

Para captar la simpatía de desde el principio con el sindicalismo, en cualquier caso, Massa anunció en su primera rueda de prensa como ministro que “Se centrará en el estudio de la modificación de las asignaciones familiares”. Precisamente, la universalización del salario familiar es un reclamar lo que hizo públicamente Pablo Moyano (Camioneros), uno de los copropietarios de CGE. Jugar esa carta le permitirá a Massa no solo beneficiar a muchos trabajadores en medio de la crisis, sino también lado contigo a un líder más cercano a Cristina Kirchner como hijo de Hugo Moyano.

Hay otro problema que puede causar chispas entre Massa y la CGT: Impulsado por Cristina Kirchner, el Ministerio de Economía analizó la posibilidad de otorgar un aumento a tanto alzado a todos los trabajadores para compensar el alza de la inflación. los sindicalistas rechazar porque este tipo de aumento “aplana las categorías salariales” y advirtieron que cualquier recomposición de salarios debe ser acordada dentro del mecanismo conjunto.

Por eso en el equipo Massa ya no hablan de una suma fija sino de un “bono antiinflacionario” de emergencia, con la idea de que se pague una sola vez como aguinaldo y, además, aclaran que El tema deberá acordarse en la reunión que el nuevo ministro de Economía sostendrá el próximo jueves con representantes de la CGT y la Unión Industrial Argentina (UIA). para buscar “un mecanismo que permita recuperar ingresos en los trabajadores del sector privado”.

SIGUE LEYENDO:

Tras el anuncio de las primeras medidas, Alberto Fernández recibió a Sergio Massa en la Casa Rosada
Juntos por el Cambio criticó las nuevas medidas y aseguró: “El problema económico sigue siendo político”

About ounces2pounds

Check Also

NFT en pocas palabras: una revisión semanal

Tus programas infantiles favoritos se están reencarnando como NFT, hay un debate candente sobre los …