Thursday , September 29 2022

Tras la inflación récord, el Gobierno analiza postergar la convocatoria a empresarios y sindicalistas

Alberto Fernández junto a Massa anteayer en un acto en Salliqueló por la firma del inicio de las obras del Gasoducto Néstor Kirchner
Alberto Fernández junto a Massa anteayer en un acto en Salliqueló por la firma del inicio de las obras del Gasoducto Néstor Kirchner

Firme a pesar de los intentos del oficialismo de suspenderlo, el CGT confirmó ayer la convocatoria a la Marzo que había anunciado durante la breve administración de Silvina Batakis en Economía. Así, aclaró que el malestar por la inflación continúa, pese al reemplazo del ministro por Sergio Massa y los gestos de una parte de la dirigencia gremial que busca rebajar el perfil crítico de la protesta. Es por ello, en gran parte, que El Gobierno aplaza la convocatoria a empresarios y sindicalistas que viene anunciando desde la semana pasada para intentar un eventual nuevo acuerdo sobre precios y salarios.

El anuncio sobre la promoción de una nueva serie de diálogos entre el Estado, el sector privado y los sindicatos que serge masa nada más tomar posesión no tuvo avances esta semana, a pesar de que Alberto Fernández retomó el tema, el miércoles, durante un acto en Lomas de Zamora con el Secretario de Comercio, Matías Tombolini. Ese mismo día, aunque prácticamente sin definiciones, el Gobierno había adelantado Infobae que pensaban iniciar la convocatoria esta semana, con el objetivo de fijar una reunión la próxima. Pero los supermercados y las cámaras empresariales no tenían señales oficiales de la administración nacional.

Según pudo reconstruir este medio, el principal motivo del retraso es la marcha que viene gritando la CGT, cuyo eje central es el malestar por la pérdida de poder adquisitivo en el contexto inflacionario. Desde el Gobierno deslizan que no tiene sentido sentarse a negociar con los sindicatos con una manifestación de por medio.

Un volante difundido ayer por la central sindical ratificó la cita para el próximo miércoles 17, a las 15:00 horas La manifestación consistirá en la ocupación de las calles centrales de la Ciudad, sin paro, con la bandera “Patria primero”. Aunque los sindicalistas bajaron el tono crítico en la voz de algunos de los principales dirigentes -entre otras cosas, dijeron que “no es contra el Gobierno” sino “contra los empresarios”, y le dieron una calurosa bienvenida a Massa- en la Casa Rosada y en Hacienda lo leen como una advertencia y no quieren avanzar en los diálogos en esas condiciones.

Pablo Moyano elogió a Sergio Massa tras su aterrizaje, pero la marcha de la CGT sigue en pie
Pablo Moyano elogió a Sergio Massa tras su aterrizaje, pero la marcha de la CGT sigue en pie

En sus primeras semanas en el cargo, Massa necesita desesperadamente mostrar resultados concretos. No solo ser validado en el puesto, sino sobre todo hacer un contraste con funcionarios como Juan Manzur, Daniel Scioli y Silvina Batakis que, como él, llegaron al Gobierno envueltos en un aura de expectativa, pero por diferentes motivos no lograron soluciones en los temas más apremiantes. Por eso quiere acudir a las reuniones (se considera que en primera instancia recibirá por separado a empresarios y sindicalistas) con el terreno moderadamente nivelado.

Hasta ahora ha habido algunos diálogos emergentes con los sindicalistas, que ya han deslizado al Gobierno que entre sus condiciones incluirían la petición de que el Estado se haga cargo de los gastos de sus obras sociales en tratamientos oncológicos; el reclamo de un impulso más vehemente a la reapertura de la paridad y la entrega de una suma fija o un bono.

Mientras tanto, también en conversaciones informales, algunos de los empresarios se mostraron dispuestos a sentarse a conversar. Pero ya advirtieron que son difícil establecer precios especialmente por la incertidumbre que rodea a la costos en el contexto inflacionario, no solo a nivel local, sino también internacional, debido a la guerra en Ucrania que afecta el comercio de combustibles y, por extensión, el valor de las materias primas importadas. El escenario también se complica por la falta de dólares que, a pesar de los esfuerzos del gobierno por poner parches por área, están afectando la producción.

Para el Presidente, también es imperativo mostrar mejoras en el tema que más le preocupa: el imparable repunte de la inflación. Sobre todo después de que ayer se conociera la cifra más alta del año, con 7.4 por ciento mensual, que si bien no llegó al 8% que venía adelantando la Casa Rosada desde la anterior publicación del Indec, dejó en vilo a la dirigencia nacional.

Por ahora, la reunión con la CGT y el empresariado se postergará hasta la semana del lunes 22, adelantaron fuentes oficiales. Pero nadie se atreve aún a dar fechas, ni nombrar a los actores invitados, ni las propuestas. En cambio, reina el secreto. Ante reiteradas consultas de este medio, desde las áreas supuestamente encargadas del tema -Trabajo, Economía, Producción, Comercio Interior- lo enviaron a Presidencia, donde tampoco pudieron confirmar nada, salvo la preocupación por el tema. que Alberto Fernández ya expresó en público, ayer durante un acto en Chaco. “Conozco el problema, no lo ignoro”, dijo, meses después de su declaración de “guerra contra la inflación” que, hasta el momento, no ha dado resultados.

SIGUE LEYENDO:

Por primera vez en 30 años, el Indec registró alzas de tres dígitos: la indumentaria subió más del 100% en el Gran Buenos Aires
Más que Venezuela: la inflación de Argentina en julio fue la más alta de América Latina

About ounces2pounds

Check Also

La SEC tailandesa demanda a Bitkub Crypto Exchange por supuesto comercio de lavado

Tailandia fue el primero en el sudeste asiático en implementar regulaciones de activos digitales en …