Wednesday , August 17 2022

La trama secreta de los afiches contra Cristina Kirchner: el empleado infiel, un pago de $470 mil y un encuentro en un bar

“60% de la obra, $282.000…. 40% de la obra, $188.000…. Se paga el lunes después de terminada la obra”. La anotación está en manos de la Justicia. Fue aportado por el dueño de la imprenta Lanús donde se habrían hecho los carteles contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Según el empresario, que declaró como testigo, la impresión de los carteles fue obra de Francisco Serrano, un empleado infiel que no volvió a trabajar tras el escándalo pero habría confesado la maniobra por teléfono.

No es el único testimonio que lo incrimina. Serrano también se habría encargado de contratar a un grupo de morones y matanceros para realizar la pegatina en distintas calles de la Ciudad de Buenos Aires. Por ese trabajo, habría pagado $90,000. Uno de los encargados de la pegatina, identificado como Darío Méndez, declaró ante la Policía Bonaerense que Serrano aceptó trabajar con su hijo, Christian Méndez, en un bar porteño, donde le pagó un anticipo.

“El único testimonio que hay hasta ahora en los juzgados es el del dueño de la imprenta”, advirtió una fuente judicial sobre esa afirmación ante la consulta de Infobae.

Darío Méndez fue allanado este lunes. En su casa encontraron una camioneta Hyundai H100 graficada con los rostros del gobernador Axel Kicillof, la vicegobernadora Verónica Magario y el alcalde de La Matanza, Fernando Espinoza. No es la primera vez que aparecen rastros de otras campañas. En otra diligencia, la semana pasada también aparecieron carteles de la campaña presidencial de 2019.

Su hijo, Christian Méndez, es un referente del Partido Conservador de Morón y tiene fotos en su cuenta de Instagram con el exalcalde Ramiro Tagliaferro y otras figuras del PRO. “Por los datos que tenemos hasta ahora, trabajaron para todos los partidos políticos”, dijo una fuente judicial.

La investigación se divide en dos causas paralelas. Uno está a cargo del fiscal bonaerense Mauro Tereszko y ya tiene cinco imputados: Serrano, los dos Méndez y otras dos personas. Todos deben declarar este miércoles. Esa investigación se inició de oficio a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad de la Policía de la Ciudad. Los investigadores siguieron la ruta de la camioneta Fiat Fiorino y lograron identificar a los responsables de la calcomanía.

Christian Méndez era candidato a concejal y estuvo a cargo de las pegatinas.
Christian Méndez era candidato a concejal y estuvo a cargo de las pegatinas.

El otro expediente, que fue iniciado por una denuncia del publicista Enrique “Pepe” Albistur, se tramita en la justicia penal y correccional y está a cargo del fiscal Leonel Gómez Barbella y el juez Manuel De Campos.

Hasta el momento no hay pruebas concretas sobre el autor ideológico de la campaña contra la vicepresidenta. Los investigadores creen que Serrano habría sido la persona que cobraba por imprimir los carteles y luego contrataba a los encargados de la calcomanía.

Serrano nunca volvió a su lugar de trabajo pero le habría confesado a su jefe que todo lo hacía a sus espaldas. El propietario de la imprenta “Video Gráfico”, Julio César Franchino, llevó ante el tribunal un pendrive con correos electrónicos y notas del propio Serrano. Hay detalles de los pagos y la ruta acordada con los encargados de la pegatina: Paseo Colón, Plaza de Mayo, Plaza Congreso, Plaza Vicente López, Avenida Libertador, Avenida Callao, Avenida Santa Fe, 9 de Julio y Paseo del Bajo.

La camioneta que repartía los carteles fue encontrada en Juan José Paso a las 13:00.
La camioneta que repartía los carteles fue encontrada en Juan José Paso a las 13:00.

Llamativamente, Serrano llamó el viernes a la Fiscalía Gómez Barbella y avisó que comparecería este lunes. El empleado que atendió la llamada dejó constancia en el expediente. Pero nunca apareció. Tampoco lo hizo en la corte.

Por esta razón, La fiscalía solicitó anoche la detención de Serrano, supo Infobae de fuentes judiciales. La decisión está ahora en manos del juez De Campos, quien ha retomado la investigación. En principio, al trabajador se le imputa el delito de estafa como consecuencia del perjuicio económico denunciado por Albistur.

El caso se inició el pasado lunes, cuando en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires aparecieron carteles con la cara del vicepresidente y las frases “asesino”, “culpable de 35.000 muertes” y “Elegiste hacer negocios con Putin en lugar de salvar vidas”además de un Código QR que lleva a una página que dice “Pronto todos sabrán lo que hiciste” y “No dejaste gobernar. Alberto conduciendo.

Esa misma mañana, Alberto Fernández salió a repudiar la pegatina.

SIGUE LEYENDO

En medio de la política interna, el Presidente repudió un cartel adhesivo contra Cristina Kirchner
Allanaron la casa de una de las personas que distribuyó los carteles contra Cristina Kirchner
Carteles contra Cristina Kirchner: hallaron la camioneta que los distribuía y allanaron una imprenta

About ounces2pounds

Check Also

El Consenso Fiscal avanzó en Diputados y podría profundizar las tensiones en Juntos por el Cambio

Diputados de Juntos por el Cambio los frente a todos logró avanzar este miércoles con …